Friday, September 18, 2015

Galletas de Merengue


Todavía recuerdo la primera vez que hice galletas o suspiros de merengue, y cada vez que me acuerdo de ese día recuerdo exactamente cómo era la cocina, la estufa, el sol entrando por las ventanas, todo. La razón es porque esa tarde hice estas galletas con Luisa, una de mis primas favoritas con las que me crié en Colombia. Ese día ella vino y me dijo que había aprendido a hacer merengues y que quería enseñarme porque era súper fácil. En ese entonces teníamos como 11 o 12 años, batimos todo a mano porque no teníamos una batidora eléctrica, ¡y los merengues quedaron deliciosos! Nada mal para un par de niñas jugando a ser chef en la cocina de mi abuelita.


Hacer galletas de merengue es extremadamente fácil si se toman los pasos necesarios para hacerlas. Primero, hay que quitarle toda la grasa al recipiente y batidor porque la grasa o la manteca es la peor enemiga de estas galletas. También hay que estabilizar las claras de huevo para que se esponjen y se mantengan esponjosas como debe ser. Y por último, se necesita tener mucha paciencia cuando se hornean. Solo hay que hornearlas a una temperatura baja, dejarlas secar, para luego disfrutarlas.



¿Y que si pueden usar esta receta para hacer el merengón colombiano? ¡Claro que sí! Estos merengues salen crujientes por fuera y blanditos por dentro, perfectos hara hacer unos deliciosos merengones.





¡Buen Provecho






GALLETAS DE MERENGUE

Ingredientes
12 merengues medianos

Vinagre (para limpiar el recipiente y batidor)


4     claras de huevo grandes a temperatura ambiente
½   cucharadita de cremo tártaro o jugo de limón
1      taza (200 gr) de azúcar blanca granulada, pulverizada en la licuadora
½   cucharadita de extracto de vainilla 


Preparación

1. Precaliente el horno a 250ºF (120ºC). 

2. Limpie el recipiente y el batidor con un pedazo de papel cocina empapado en vinagre. Esto quitará cualquier rastro de grasa que puedan tener.

3. Coloque las claras de huevo y el cremo tártaro o jugo de limón en el recipiente y bata a velocidad alta hasta que lleguen a punto de nieve.

4. Ahora, vaya agregando el azúcar cucharada por cucharada mientras sigue batiendo. Una vez integrada, toque la mezcla de merengue con los dedos para ver si siente algún gránulo de azúcar. Si es así, bata por unos minutos más hasta que la mezcla quede bien suave y brillante. Ahora, agregue el extracto de vainilla y bata hasta que quede bien incorporado.

5. Cubra una lata para hornear con papel encerado o papel para hornear. Unte la parte inferior de las cuatro esquinas del papel con un poco de mezcla para anclarlo a la lata para hornear. Con la ayuda de dos cucharas o una manga pastelera, forme los merengues sobre el papel encerado. 

5. Hornee por 1½ hora. Luego apague el horno y deje la puerta entreabierta por unas horas para que los merengues se sequen y se enfríen antes de servirlos. También se pueden guardar en un contenedor hermético.

**Nota: 

  • Para hacer merengues de colores, agregue una pizca de colorante a la mezcla. 
  • Para que los merengues queden más crujientes por dentro, deje que se sequen completamente dentro del horno sin dejar la puerta entreabierta.



Síganme por FacebookInstagramTwitterPinterest y Google+
También se pueden suscribir a mi canal de videos de YouTube.
¿Quieren estar al día con futuras recetas? !Suscríbanse a este blog!

¡Gracias!




8 comments:

  1. Una receta deliciosa me encanta, mis felicitaciones amiga.MUCHOS BESOS DE LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

    ReplyDelete
  2. Muchas gracias. Me encantan todas las recetas que publican, son deliciosas y muy bien explicadas.

    ReplyDelete
  3. Yo Los hice a la misma temperatura y el mismo tiempo y me quedaron duros por dentro. No se que hice mal. Gracias por compartir estas delicias. Me encanta Esta pagina. Abracitos.

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Norma, los merengues pueden quedar súper secos para que desmoronen por completo o un poco chiclosos por dentro para hacerlos en postres como el pavolova. Todo depende del gusto de cada persona. Lo que hace los merengues chiclosos es la cantidad de humedad que tengan y la humedad y temperatura de tu cocina puede influir mucho. Si los quieres más secos puedes reducir la temperatura del horno a 212ºF (100ºC), hornearlos por unos 15-20 minutos más y dejar que se enfríen dentro del horno por varias horas, de pronto de un día para otro, de esa forma toda la humedad se evaporará.

      Delete
  4. Gracias lo Voy a intentar de Nuevo. Estoy muy Feliz con Esta maravillosa pagina. Dios te bendiga.

    ReplyDelete
  5. Hola, si no tengo ese papel, puedo usar papel de aluminio?

    ReplyDelete
    Replies
    1. Hola Carolina, es preferible usar papel para hornear o encerado ya que el aluminio refleja el calor y se te van a dorar muy rápido por debajo. También puedes usar un tapete de silicona, si lo tienes.

      Delete
  6. Gracias d verdad he aprendido mucho junto con mi esposo de tus recetas mil bendiciones y felicitaciones.

    ReplyDelete

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...