Friday, March 22, 2013

El Conejito En Los Tiempos de Pascua


Después de ver el calendario hoy no podía creer que el Domingo de Pascua es casi dentro de una semana. ¿A dónde se fue el tiempo? ¡Si parece que Navidad fue hace apenas unas semanas! Pero, esto me llevó a recordar la forma en que celebrábamos Pascua en Colombia, y no debería decir celebrar porque no parecía una celebración. Todo empezaba durante la Semana Santa que consistía en ir a la iglesia todos los día, algo que detestaba hacer, y luego llegábamos a la casa a rezar el rosario con mi abuelita, que es la última cosa que cualquier niño quiere hacer. Lo único que me encantaba era ir a las procesiones durante la Semana Santa por dos razones. Uno, podía ver a mis amigos y primos que también iban a las procesiones y dos, me daban mi propia vela para llevarla durante toda la procesión, y eso me hacía sentir importante porque por alguna razón nunca nos daban los platicos que atrapan la cera y nos caía sobre las manos, el primero que se quejara del dolor perdía, entonces era algo muy divertido, de una forma medio enfermiza. Otra actividad muy divertida que empezaron a hacer en la iglesia era colocar películas. Bueno, eran películas religiosas y nada excitante, pero el solo saber que podíamos ver una película en la iglesia, y gratis, era muy emocionante. 

Cazando huevos de Pascua.  Foto: HRCA

Entonces imagínense la sorpresa cuando llegamos a los Estados Unidos y vi que no solamente la Semana Santa no se celebraba de la forma despampanante en que se celebra en Colombia, sino que lo más emocionante era recibir una visita del Conejito de Pascua y salir a cazar huevos. Era alucinante y no podía entender lo que pasaba. ¿Qué tiene que ver un conejo con la resurrección de Cristo? Lo cual por años relacioné con dolor, sangre, sacrificio, y muerte. ¿Y qué me dicen de los huevos pintados? ¡Era... una... LOCURA! Pero, como cualquier otro niño, lo tomé como lo que era y no le di mucha importancia. No fue hasta que me hice adulta que aprendí que los conejos son un símbolo de fertilidad que representan un nuevo comienzo. Lo mismo con los huevos, tienen mucho que ver con el renacimiento, una nueva vida, nuevos comienzos. O al menos eso es lo que me han dicho.

Conejito de Pascua.  Foto: HRCA

Pero la verdad es que no importa cómo celebramos la Pascua porque para mí no hay nada como ver la sonrisa de felicidad en la cara de mi sobrinita cada vez que vamos a cazar huevos de Pascua o cuando ve los regalos que le ha traído el Conejito. ¡Es algo que no tiene precio!

¡Felices Pascuas por adelantado! =)


Visiten mi página de Facebook y den click a "Me Gusta".
También se pueden suscribir a mi canal de videos de YouTube.
¿Quieren estar al día con futuras recetas? !Suscríbanse a este blog!

¡Gracias!



No comments:

Post a Comment

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...